TARTA DE PIÑA CARAMELIZADA

Receta de el 17, Feb, 2014

Ingredientes

  • 1 piña madura no muy grande
  • 50 g de mantequilla
  • 3-5 cuch de azúcar (según el dulzor de la fruta)
  • 3 cuch de pasas
  • 1-2 cuch de vino dulce o de ron
  • 100 g de azúcar
  • 150 ml de agua
  • 3 huevos camperos u orgánicos
  • 40 g de azúcar
  • 45 g de fécula de maíz
  • 45 g de harina de trigo
  • 15 g de mantequilla fundida

Limpiar la piña de la piel y durezas. Retirar la parte superior y la inferior. Cortar el centro que queda en rodajas y retirar el corazón duro. Reservar todo. En una sartén de unos 26 cm que pueda ir al horno o en un molde de bizcocho del mismo tamaño extender en el fondo con la mano una buena capa de mantequilla (50 g). Esparcir el azúcar y colocar encima las rodajas de piña más bonitas, en orden. En los agujeros meter montoncitos de pasas. Cortar en trozos otras tantas rodajas de piña como las del fondo y colocarlas por encima. Acercar al fuego con una tapadera durante los primeros 10 minutos y luego destapado, hasta que la fruta se atraviese bien con un palillo pero no esté demasiado blanda y del fondo salga un olorcillo a caramelo. Terminar añadiendo por encima el vino dulce o el ron. Dejar templar. Mientras, hacer el bizcocho y el almíbar.
Encender el horno a 175º C
Batir 2 claras con unas gotas de limón y la mitad del azúcar.
Batir 2 yemas y 1 huevo entero con la otra mitad del azúcar.
Mezclar el batido de yemas con las harinas, añadir la mantequilla y luego mezclar con las claras batidas. Dejar caer el bizcocho sobre las frutas y hornear hasta que haya subido y esté cocido.
El almíbar se prepara con los restos de la fruta –trozos de corazón y lo sobrante– o parte de ellos si la piña era muy grande, el azúcar y agua. Dar un hervor de 5-6 minutos.
Al sacar la tarta del horno, remojar con el almíbar templado y dar la vuelta sobre el plato de servicio. Dejar templar o enfriar.

CONSEJO: Para que la fruta se despegue bien del fondo una vez sacada la tarta del horno, es mejor colocar el molde sobre un trapo con agua helada y moverlo de un lado a otro durante unos segundos antes de desmoldar. Si aún queda algo pegado, reconstruir la tarta pasando lo pegado a la parte superior.

Es esta una tarta muy buena, la versión a la americana de la tarta del revés francesa, que es de manzana o pera. El bizcocho queda mejor embebido en un poco de almíbar, pues los jugos de la fruta que están en la sartén o el molde no darán suficiente líquido a una masa tan seca como la de este bizcocho.

Deja un comentario