TARTA DE CHOCOLATE BLANCO CON ORO

Receta de el 6, Abr, 2021

Ingredientes

  • 1 bizcocho de yogur
  • 250 g de chocolate blanco de buena calidad
  • 450 g de queso mascarpone
  • Unos cuantos trozos de láminas de pàn de oro de 24 k

Es una tarta muy fácil de hacer, porque el BIZCOCHO DE YOGUR que aparece en esta misma página servirá para su confección. La única precaución es que debe elaborarse con un aceite con poco sabor, como aceite de girasol, mejor ecológico, de cártamo, casi insípido, muy utilizado en repostería, o con un poco de sabor adecuado para dulces, como el aceite de nuez. La crema de chocolate blanco y mascarpone es una delicia y el adorno del oro le da un aire majestuoso, aunque no es imprescindible. El oro de 24 quilates en láminas muy finas, lo que se llama pan de oro, para alimentación se puede comer, pues los jugos gástricos humanos no lo alteran. Se puede sustituir si no se tiene por unas almendras fileteadas tostadas, unas frutas confitadas o los adornos que se pueden hacer con la crema de chocolate blanco. Se encuentra en los establecimientos de productos para repostería y confitería, en panes enteros –láminas de unos 6 cm x 6 cm de lado, más o menos– o en trozos –son los que he usado aquí– en envases de cierta amplitud para que no se apelotonen.

Para preparar la crema fundir el chocolate blanco en un baño maría de agua que no sobrepase nunca los 50º  C, o un cuenco puesto en un cazo con su boca más pequeña que el diámetro medio del cuenco, para que nunca toque su fondo el agua caliente del cazo o el baño maría. Mover de vez en cuando y retirar del calor cuando se hayan fundido las tres cuartas partes del chocolate. Seguir moviendo de vez en cuando hasta que se funda del todo y sea una crema uniforme. retirar del agua ya templada y dejar que llegue a temperatura ambiente.

Echar el mascarpone en un cuenco grande y batirlo con la batidora eléctrica manual –o un robot– o una espátula a mano hasta que esté muy cremoso y suave. Seguir batiendo despacio mientras se añade el chocolate blanco aún cremoso pero no caliente, hasta integrarlo todo. Utilizar esta crema en seguida o, si ha de esperar, batirla con una espátula otra vez hasta que esté maleable de nuevo. Si se guarda en frigorífico, conviene dejarla que se temple a temperatura ambiente antes de utilizarla.

Partir al medio el bizcocho y colocar en una rejilla la parte inferior. Este bizcocho es jugoso, no es imprescindible empaparlo con un almíbar, pero si se desea hacerlo, preparar uno siguiendo las instrucciones de ALMÍBAR PARA EMBEBER BIZCOCHOS que se encuentra en la sección COMPLEMENTOS PARA TARTAS de esta página.

Extender un poco más de la mitad de la crema de chocolate blanco sobre la base de la tarta que está en la rejilla. Cubrir con la otra mitad del bizcocho, ajustar apretando con suavidad con la palma de la mano para igualar la altura de la tarta y terminar de adornar con el resto de la crema. Rellenar y adornar la tarta de inmediato. Los bordes se pueden adornar pasando un tenedor o una espátula a picos o de cualquier forma que se quiera. con un par de espátulas grandes o un fondo de molde redondo grande trasladar la tarta desde la rejilla hasta la fuente de servicio. Pegar los trozos de oro por encima o como se desee.

Deja un comentario