RISO CON CIMA DI RAPA

Receta de el 3, Feb, 2014

Ingredientes

  • 1 manojo de grelos
  • Aceite de oliva
  • 1/2 tazón de migas de pan blanco de 1 día
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 2 guindillas rojas secas o frescas
  • Sal, pimienta, laurel, tomillo
  • 500 g de arroz de grano redondo, Carnaroli, Arborio, Bomba
  • Parmesano en un trozo para rallar

 

ARROZGRELOS2En realidad esta es una de las formas, o algo parecido, en las que se prepara la pasta de trigo duro en el sur de Italia, con las diferencias que impone el tratamiento de este ingrediente y que se puede consultar en otra receta de este mismo apartado de la web, bajo el nombre de Pasta como en Altamura, una ciudad preciosa de la Puglia.
Me regalaron un día un manojo de grelos fresquísimos. Los grelos en italiano se llaman cima di rapa, es decir, nabiza, las hojas del nabo, porque nabo se dice rapa y cima es encima, es decir, lo que está encima del nabo. Quise hacer la pasta según esta receta y me encontré con que no tenía ni un gramo de pasta de trigo duro.
Se me ocurrió que podía hacer un arroz, un riso al estilo del sur italiano aplicando algunos cambios. El resultado ha sido muy bueno, muy distinto, pero muy rico.
Es necesario hacer algunos cambios, como escaldar los grelos, para retirar parte de su natural amargo, y sofreírlos antes que el arroz.

Lavar los grelos, retirar los tallos gordos y unidos de los manojos y las hojas más feas. Cortarlos en trozos de unos 5 cm de longitud.
Poner un puchero o cazuela con agua al fuego y, cuando hierva, escaldarlos 5-6 minutos. Escurrir y lavar al chorro de agua fría. Escurrir a fondo.
Mientras, desmigar el pan –pueden servir las migas que quedan de cortar el pan a lo largo de 1 día o 2. Así se hace en la Puglia.
En una sartén calentar 1 cucharada de aceite y freír el pan hasta que esté un poco dorado. Retirar y reservar. Mientras, pelar y cortar en lonchitas finas la cebolla. Añadir 2 cuch de aceite a la sartén en la que se frió el pan y sofreír la cebolla hasta que esté transparente y un poco dorada. Añadir el ajo picado y la guindilla desmenuzada o picada. Seguir sofriendo hasta que esté bien suave. Retirar y reservar.
En una cazuela calentar 4 cucharadas de aceite. Sofreír los grelos ya escurridos durante unos minutos con 1 hoja de laurel. Cuando hayan perdido casi todo el agua, añadir el arroz, dar unas vueltas, verter encima el doble en volumen de agua caliente, unas vueltas de molinillo de pimienta, 1-2 ramitas de tomillo o 1 cucharadita de hojas de tomillo seco, 1/4 de cucharada de sal y esperar a que vuelva el hervor. Probar el caldo de cocción de sal y rectificar si fuera necesario. Dejar cocer fuerte al principio. Ir bajando el fuego poco a poco a partir de los 8 primeros minutos. Cuando el líquido casi se ha acabado, tapar la cazuela, subir un poco el fuego y dejar 1-2 minutos para que se termine la cocción. Abrir la cazuela y revolver.
Para servir, bien caliente, recién terminado de hacer, colocar en los platos o en una fuente y repartir por encima el sofrito de cebolla, luego las miguitas de pan fritas y terminar con 1 cucharada de parmesano recién rallado. Llevar a la mesa con más queso para que cada uno se ralle si quiere y aceite de oliva para regar con unas gotitas.

Deja un comentario