REINA DE SABA

Receta de el 9, Abr, 2014

Ingredientes

  • 90 g de cacao puro
  • 300 ml de agua hirviente
  • 200 g de miel
  • 3 huevos y 1 yema
  • 275 g de harina de repostería
  • 250 g de azúcar morena
  • 75 g de avellanas molidas
  • 1/2 cucharada (5-6 g) de polvos de hornear
  • 1 cucharadita rasa (3 g) de bicarbonato
  • 225 g de mantequilla muy blanda
  • azúcar molida para espolvorear

REINADESABA1

A principios del siglo XX se puso de moda, sobre todo en París, nombrar a los dulces más demandados, bizcochos, tartas y piezas montadas, con nombres muy sonoros, relacionados con títulos de óperas exitosas en el momento, pero ajenos  por completo al bizcocho o tarta de que se tratara. El oro del Rin, la dama blanca, Don Juan ….. En el fondo a mi me gusta, lo reconozco, y sigo utilizando esta nomenclatura rimbombante. La reina de Saba nada tiene que ver con el chocolate, no cabe duda. Pero es un bizcocho delicioso.

Este bizcocho se puede cocer en un molde de rosca como este, de 18 cm de diámetro en la boca, o en un molde redondo de 24 cm y de 5-6 cm de altura. Es estupendo para servir como bizcocho de meriendas y desayunos o, horneado en molde circular, para montar tartas. En los dos casos está magnífico y, además, se conserva fresco bien encerrado en papel film varios días.

Lleva en su composición un poco de bicarbonato porque compensa la acidez natural de la miel y del azúcar morena –y también del cacao si se utiliza uno sin alcalinizar, como el Hershey– y, además, su combinación con estos edulcorantes funciona como una levadura química. Eso permite disminuir la cantidad de levadura a añadir. La forma de combinar los ingredientes de este bizcocho la he aprendido traduciendo La Biblia de los pasteles, ese libro magnífico de Rose Levy Beranbaum. De su sabiduría he aprendido a formular mis propios bizcochos.

Encender el horno a 175º C.
Poner el cacao en un cazo y añadir el agua hirviente hasta que se disuelva bien y huela a chocolate. Mezclar con la miel.
En otro cuenco pequeño batir los huevos con la yema y añadirles la mitad de la mezcla de cacao-agua-miel.
En un cuenco grande revolver los sólidos del bizcocho (harina, avellanas, azúcar, polvos de hornear, bicarbonato y sal). Batirlos durante unos momentos.
Sobre los sólidos y con el batidor en marcha (puede ser una batidora grande) echar la mantequilla y mezcla cacao-agua-miel, removiendo hasta que todos los sólidos estén humedecidos. Entonces ir echando la mezcla huevos-cacao-agua-miel y batiendo suave hasta integrar todo.
Echar el batido en un molde grande (28 cm. de Ø) y cocer entre 25-30 min. o hasta que no manche una aguja pinchada en el centro.
Sacar del horno y dejar reposar 10 min. antes de desmoldar sobre una rejilla. Dejar enfriar.

 

Deja un comentario