PASTA CON BATATA

Receta de el 3, Feb, 2014

Ingredientes

  • 1 batata mediana --como
  • 400 g una vez limpia
  • 2 cuch de aceite
  • 1 cebolla mediana, en lonchitas de polo a polo
  • Agua
  • Sal, pimienta
  • 1 ramita de tomillo
  • 1 hoja de laurel
  • 15-20 g de mantequilla
  • 4-5 cuch de nata
  • 300-400 g de pasta de trigo duro, mejor sin huevo
  • 4-5 cuch de queso
  • 1 trozo de parmesano para rallar y sacar virutas

PASTAPATATA3

Puede parecer extraño esta mezcla de pasta con batata, que es bastante «pastosa» o harinosa. Pero es una combinación feliz, sabrosa, suave. Muy buena. La pasta casa muy bien con este tipo de alimentos, incluso con legumbres como todas las alubias. La batata no es legumbre, pero tiene una textura semejante al interior de las alubias.
En Italia no es raro encontrar juntas alubias y pasta. No debería extrañar demasiado. Al fin y al cabo no es más que la combinación milenaria de cereal –la pasta es trigo– y leguminosa que está presente en todos los continentes. Los aminoácidos de ambas familias vegetales reunidos en un mismo plato o en un mismo día se enriquecen para convertirse en un alimento mucho más completo que ingeridos por separado.
El tipo de pasta para este plato es de la elección de cada cual. La pasta con formas curvas y acanaladas –orecchiette, olivette, codos, macarrones acanalados– suelen ser la más adecuada para salsas de verduras, en especial de tomate. Pero como la de batata es muy cremosa y densa se puede servir también con spaghetti, como en la imagen.

Pelar, limpiar de durezas fibrosas –son de color más claro– la batata y cortarla en dados de 1 y 1/2 cm de lado.
Calentar en una sartén honda –un wok pequeño sería perfecto– o un cazo el aceite y sofreír a fuego mediano la cebolla hasta que esté lacia. Añadir los dados de batata y sofreír durante 2-3 minutos. Salpimentar y añadir agua hasta casi cubrir, la hoja de laurel y la rama de tomillo. Buscar el punto del fuego para que el hervor sea muy suave y continuo.
Poner un puchero lleno de agua con 1 cucharada de sal al fuego, para la pasta.
En cuanto los dados de batata se atraviesen bien con un palillo, pero no se hayan desintegrado, retirar la rama de tomillo y la hoja de laurel, añadir la nata, probar de sal y sazón y corregir.
Cocer la pasta y, mientras, rallar el parmesano y sacar unas virutas.para el adorno.
Cuando la pasta esté en su punto, escurrir parte del agua en la fuente en la que se vaya a servir o en los platos. Luego escurrir el resto del líquido para secarla. Tirar el agua de la fuente o platos, sólo ha servido para calentarlos, y echar la pasta.
En el último momento añadir la mantequilla en dados a la salsa y servir de inmediato con el queso.

Tags:

Deja un comentario