PAN DE MOLDE DE MASA MADRE DE CÚRCUMA Y COMINO

Receta de el 10, Mar, 2014

Ingredientes

  • 150 g de levadura natural
  • 200 g de harina de fuerza
  • 120 ml de agua mineral o reposada 24 horas en jarra sin tapar
  • 1/2 cuch de azúcar
  • MASA
  • La masa madre preparada
  • 2 huevos medianos
  • 80 g de mantequilla blanda
  • 100 ml de leche entera
  • 500 g de harina de fuerza
  • 20 g de sal
  • 2 cuch de cúrcuma seca en polvo
  • 1 cuch de comino molido

PANDEMOLDECÚRCUMAYCOMINO
En esta misma página hay un pan, no de molde, de lentejas amarillas en harina, cúrcuma y comino con guindilla. Empecé a trabajarlo hasta la receta final a partir de una idea, con lentejas amarillas cocidas, del blog Bread & Companatico, que me llegó a través de Anna Colquhoun, de Universalbread. Luego pensé en hacer un pan de cúrcuma y comino sin lentejas. Es este de molde. Es estupendo para bocadillos con rellenos de verduras bien especiados y picantes con aromas de la India.
El color de la imagen es el real. El pan es amarillo, del todo amarillo. El aroma es muy rico y va muy bien con la mantequilla.

Preparar la masa madre con la levadura natural, la harina y el agua mineral o reposada 24 horas en jarra abierta –esto puede hacerse en los lugares en los que el agua del grifo sea muy blanda y pura, de montaña y solo es necesario dejarla reposar en jarra abierta para que pierda el cloro.
La masa madre subirá al doble en unas horas, depende de la temperatura y la humedad, pero hay que contar con un tiempo total de unas 24 horas o más.
Para hacer la masa, revolver en un cuenco grande o una artesa la harina con la sal, la cúrcuma y el comino. En el hoyo añadir los huevos, la mantequilla blanda y casi toda la leche. Amasar bien durante unos 10-12 minutos. Añadir al principio del amasado el resto de la leche o un poco más si hiciera falta –no todas las harinas absorben la misma cantidad de líquido y la cúrcuma es muy seca y absorbe gran cantidad de líquido.
Una vez bien amasada, dejarla reposar hasta que suba casi al doble, hasta una noche si el tiempo es muy frío.
Romper la masa e introducirla en un molde de pan bien engrasado, con tapa si se quiere –a mi me gustan los panes abombados por arriba, pero resultan más cómodos para sandwich con una sección cuadrada en el corte. Esperar a que la masa suba de nuevo a casi el doble antes de hornear en horno ya caliente a 190-200º C en cuyo suelo se echan dos manotadas de agua fría al meter el pan.

NOTA.- Este pan también queda muy bien si se le añade a la masa 1/2 o 1 cucharada de guindilla seca picadita fina. Como es natural se puede preparar este pan sin cúrcuma ni comino y en su lugar añadirle pasas y nueces, o semillas de linaza y ajonjolí. Es una buena base de masa de pan de molde que admite muchas variaciones.

Deja un comentario