GALLETAS SIN GLUTEN PARA CELIACOS

Receta de , el 25, Feb, 2014

Ingredientes

  • Para unas 24 galletas
  • 35 g de azúcar avaini llada --ver TECNICAS ESPECIALES
  • 35 g de azúcar
  • 150 g de harina de arroz integral libre de gluten no apto para celiacos
  • 120 g de fécula de patata libre de gluten no apto para celiacos
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de canela
  • 1/2 cucharadita de polvos de hornear apto para celiacos
  • 1/2 cucharadita de bicar- bonato
  • 125 g de mantequilla
  • 1 cucharada de miel
  • 1 huevo mediano

GALLETASCELIACOS5

Encender el horno a 150º C.
En una batidora potente triturar el azúcar avainillada –ver TÉCNICAS ESPECIALES– y el azúcar blanquilla hasta dejarlas un poco molidas, no tanto como la molida o glas. Añadir a la batidora todos los sólidos y mezclar bien.
Echar entonces la mantequilla fría y seguir mezclando hasta que se integren los sólidos con la mantequilla en una masa como arena. Es el momento de echar la miel y el huevo y volver a amasar, hasta integrar la masa. Si estuviera demasiado blanda, añadir un poco más de harina de arroz. Si muy seca, un poco de agua o leche, de cucharadita en cucharadita. Tiene que quedar una masa como la de la imagen, con forma, pero blanda.

GALLETASCELIACOS2
Espolvorear la mesa con harina de arroz blanca o, si se prefiere, almidón de maíz. Extender la masa a un grosor de 1/2 cm.

GALLETASCELIACOS3

Pasar la masa a la bandeja del horno con papel o silicona y cortar galletas –quedan muy bien con cortapastas del tamaño de galletas integrales y rizado– y marcarles un dibujo en el centro con un tampón, antes de retirar el cortapastas, aunque esto no es imprescindible.

GALLETASCELIACOS4

Retirar los recortes y formar un montón para amasar de nuevo lo justo hasta homogeneizar la masa, estirar y seguir cortando galletas sobre otras bandejas cuantas veces sea necesario hasta terminar con la masa.
Pincharlas con un palillo en 6-7 sitios y cocer durante 15 minutos en el horno ya caliente. Estarán doradas y apetecibles. Dejarlas casi enfriar antes de retirar de las bandejas, pues son muy frágiles aún calientes.
Guardar al abrigo de la humedad.

Deja un comentario