FALSO CUSCUS DULCE DE QUINUA CON TE Y ALMENDRAS

Receta de el 8, Abr, 2021

Ingredientes

  • 300 g de quinua blanca ya lavada
  • 2 buenas cucharadas con copo de té negro sin perfume
  • 3 cucharadas de pasas de uva, Corinto o Málaga
  • 1 trozo de 3 cm de palo de canela
  • 2 clavos
  • 1 trozo de jengibre de 3 cm pelado
  • 75-100 g de azúcar blanca o, si se prefiere, cruda, o más si se es muy goloso
  • Agua
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • 3 cucharadas de almendras fileteadas
  • Dulce de leche si se elige servirlo con este postre

RECETA NUEVA

En el norte de África se hace a veces la sémola de trigo ya precocida en forma de cuscus en agua de té, con especias, pasas y frutos secos. No está nada mal si se hace con grano de quinua, queda muy rica y sólo tiene el inconveniente de que como hay que hervir el grano, el té se resiente un poco con el calentamiento si no se prepara un té muy fuerte que se añade al final de la cocción en agua del grano.

Lo primero que hay que hacer es preparar el té. Calentar como 300 ml de agua mientras en una tetera o jarra se echan las hojas del té. Verter encima como 150 ml del agua a punto de hervir, no hirviente, y tapar la tetera. Mientras reposa, poner las pasas en un cuenco pequeño. Echar encima el agua caliente –de la que ha sobrado de hacer el té– que apenas las cubra y dejar reposar. Cuando el té esté ya reposado –unos 5-6 minutos– añadir el te necesario para que termine de cubrir las pasas y que se inflen.

Calentar 400 ml de agua en un cazo grande con las especias y, cuando hierva, echar en lluvia la quinua escurrida si ha habido que lavarla. Dejar que se cocine durante unos 10 minutos a fuego mediano. Añadir entonces el azúcar y, cuando se haya disuelto bien porque haya vuelto a romper el hervor durante 2-3 minutos y la quinua esté casi seca, 100 ml del té, para bajar el fuego al mínimo y que el grano termine su cocción, se perfume y, como se dice en la región andina, se ponga como tamal, unidos unos granos a otros, no sueltos, para que sea como masa de tamal y poderlo moldear bien. Probar de dulzor, corregir con más azúcar si fuera necesario, retirar las especias, revolver con las pasas escurridas y repartir la quinua entre 6 recipientes semiesféricos o los que se tenga –6 cuencos, 6 flaneras, 6 aros de montaje sobre una bandeja– para dejar reposar hasta que se enfríe. Luego dejar en frigorífico hasta que adquiera consistencia y se pueda desmoldar.

Adornar al final con un poco de canela en polvo y las almendras fileteadas un poco tostadas en una sartén o en el horno. Se puede acompañar de unos toques, unos puntitos de dulce de leche que le van muy bien. En temporada se puede adornar con unos granos de granada recién desgranados.

CONSEJO: Es aconsejable introducir las especias en una bolsa de tela –un trozo de paño de cocina ya viejo pero limpio– cerrada con un cordón, porque es muy difícil encontrar clavos y trozos entre los granos. También hay en el mercado unos recipientes de malla de acero en forma de bola que sirven para este fin.

NOTA: La quinua es un grano que en la naturaleza se presenta recubierto de unas saponinas que le protegen de los ataques de microorganismos o insectos. Por ello antes de utilizarlo hay que lavarlo en varias aguas hasta que deje de producir espuma. En la actualidad se suele ofrecer la mayor parte de las veces ya lavada, sobre todo la blanca, la más extendida en el comercio europeo, pero siempre es prudente un lavado previo para comprobarlo. Las saponinas no son sustancias recomendables en absoluto, además de muy amargas.

Deja un comentario