FALSAS CROQUETAS DE GAMBAS

Receta de el 18, Feb, 2014

Ingredientes

  • 50-70 g de mantequilla
  • 100 g de harina
  • 1 l de leche entera
  • 1 pizca de ralladura de limón
  • sal y pimienta
  • 100 g de colas de gamba cocida
  • 3 cucharadas de pan rallado
  • 3 cucharadas de aceite

CROQUETAS FALSAS DE GAMBAS

Echar un poco de agua fría en un cazo y vaciarlo escurriéndolo bien pero sin secarlo (es para que no se pegue la bechamel). Echar los 50 g de mantequilla y ponerla a fuego mediano hasta que se funda. Añadir la harina, remover hasta que se empape bien de mantequilla pero sin que quede grasa suelta. Si faltara grasa, añadir un poco más de mantequilla, para que toda la harina se empape. Luego echar la mitad de la leche fría, remover sin parar con las varillas sobre fuego mediano hasta que espese y añadir el resto de la leche. Remover hasta que vuelva a romper el hervor y dejar sobre fuego bajo hirviendo unos 20 minutos, removiendo a menudo. Al final, sazonar con sal, pimienta y ralladura de limón, al gusto. Echar las colas de gambas troceadas, dar un hervor y retirar del fuego.
Mientras se está cociendo la bechamel, preparar en una bandeja 30 o 35 conchas de zamburiñas. Echar encima de cada una 1/2 cucharada de bechamel aún caliente.
Calentar en una sartén el aceite con el pan rallado y, sin dejar de mover, esperar a que se fría y se dore. Echar encima de cada concha un poco de pan rallado frito. Dejar en espera.
En el momento de servir, calentar un poco las falsas croquetas en el horno a calor mediano.

Estas croquetas son muy bonitas, menos grasas que las formadas y fritas y mucho más fáciles de presentar, pues las puedes hacer con antelación y no las tienes que freír en el último minuto. Las puedes hacer igual de otros pescados, de jamón, de carne de cocido, de huevo duro. El «recipiente», la zamburiña sirve para todos los casos.
Puedes conseguir las conchas de zamburiña en los restaurantes de pescado, sobre todo gallegos, que las tiran a la basura. Las pides y las limpias raspándolas por fuera e hirviéndolas en agua durante 1 o 2 horas, para retirar todos los restos orgánicos. Luego las lavas. Duran muchos años. Se puede hacer lo mismo con conchas de vieiras, para croquetas de ración.

Deja un comentario