ESTOFADO DE VACA Y POLLO DE AREQUIPA

Receta de , el 4, Feb, 2014

Ingredientes

  • 100 g de panceta, en trozos
  • 4-5 cuch de aceite
  • 400 g de carne de añojo, en trozos
  • 2 medias pechugas de de pollo, enteras
  • 1 cebolla, picada
  • 4 dientes de ajo, sin pelar
  • 3 tomates pelados, sin pepitas, picados o 1 lata de1/2 de tomate al natural o 2 puñados de tomates secos remojados
  • Sal, pimienta, orégano o tomillo
  • 4-5 cuch de vinagre
  • ½ k de patatas
  • 75 g de chocolate

estofadoarequipa

Echar la panceta en una olla grande con el aceite o la manteca a fuego vivo. Cuando haya soltado su grasa, salpimentar la carne y las pechugas y sofreírlas por todos lados—es posible que sea mejor hacerlo primero con las pechugas, retirarlas a un plato, y luego con la carne, que se retirará una vez sofrita.
Echar la cebolla en la cazuela junto a los ajos enteros, sin pelar y bajar el fuego a mediano. Cuando la cebolla esté lacia, añadir los tomates y seguir sofriendo hasta que se haga un buen sofrito, suave, meloso.
Devolver a la cazuela la carne de añojo, subir el fuego a vivo y echar el vinagre, el orégano o tomillo y medio cubrir de agua. Tapar la olla, bajar el fuego a mediano y dejar en cocción suave por espacio de 1 hora.
Entonces añadir un poco más de agua si se ha quedado seca la olla, el chocolate, probar de sal y sazón y corregir. Devolver a la cazuela las pechugas de pollo. Colocar las patatas peladas por encima del guiso, para que se hagan al vapor del mismo, sin mancharse mucho con la salsa. Si son grandes, en trozos regulares, si son de guarnición, que son todas iguales y redondeadas, quedarán más bonitas.
Cuando las patatas estén cocidas, el plato estará listo. Queda caldosito.

Como dicen en Arequipa, cuando se destapa la olla, el apetito se despierta vigorosamente. Es verdaderamente un estofado de lo más original, que mezcla ave con vaca y las perfuma con chocolate. Es delicioso. Las patatas completan muy bien el plato. Una ensalada verde o un postre de fruta lo convierte en un menú equilibrado y sabrosísimo, que despierta el apetito, no hay duda.

Deja un comentario