ENSALADA DEL BOSQUE

Receta de , el 3, Feb, 2014

Ingredientes

  • 4 calabacines muy pequeños y tiernos
  • 4 zanahorias tiernas para ensalada
  • 2 lonchas de 100 g cada una de jamón cocido
  • 2 cogollos de Tudela
  • 2-3 huevos cocidos
  • 1 envase de 200 g de queso fresco tipo Burgos
  • 2-3 cuch de zumo de limón
  • 3-4 cuch de aceite de oliva
  • Sal, pimienta
  • 1-2 botes de yemas de espárragos
  • 6 tomatitos cherry o pequeños
  • 1 cucharada de mayonesa
  • Sal, agua

ENSALADABOSQUE
Lavar los cogollos de Tudela. Cortar las hojas de modo que sólo quede la parte más verde y tierna –tiene que haber hojas suficientes para hacer una corona en la fuente de servir la ensalada. El resto de las hojas, lo más tierno, picarlo para añadir a las verduras de la ensalada.
Cortar el jamón en cubitos.
Lavar bien los calabacines y, sin pelar, cortarlos en cintas muy finas con un pelador o una mandolina, despreciando la parte central que tiene las semillas. Luego cortar las tiras si son muy largas. Pelar las zanahorias y hacer lo mismo, sin aprovechar el centro, que suele ser más leñoso y acre. Reunir las verduras en una ensaladera con el jamón en cubitos y los huevos picados. Hacer una salsa ligera en la batidora con el queso, el zumo de limón al gusto y el aceite de oliva. Revolver las verduras, un poco salpimentadas, con ¾ de la salsa preparada un poco antes de servir.
Escurrir muy bien las yemas de espárrago –deberá haber por lo menos 12—y dejar sólo la punta con 2 cm. El resto añadirlo a la ensalada. Cortar al medio los tomates lavados, haciéndoles con el cuchillo un hoyo en el centro del tamaño de las yemas de los espárragos.
Colocar las hojas de cogollo en el borde de la fuente. Llenarla con la ensalada de verduras y jamón y cubrir con el resto de salsa que ha quedado.
Apoyar en la ensalada las puntas de las yemas de espárrago, pegándolas en la última capa de salsa. Apoyar encima los tomates cherry.
Con un palillo, pegar puntitos de salsa mayonesa sobre los tomates para que parezcan setas del bosque.

NOTA: Esta ensalada se puede hacer también con mayonesa. La salsa de queso fresco es más ligera para los días calurosos del verano y, además, así se evita la yema de huevo cruda.
También se puede aligerar aún más retirando el jamón, si no se quiere tanta proteína en este plato. Con todos los ingredientes puede ser un plato único si se termina la comida con un poco de fruta y un postre dulce.
Se puede teñir un poco de verde la salsa que se utilice con un puñado de hojas de espinaca escaldadas, escurridas, picadas y pasadas por un colador fino –ver en el apartado TINTES NATURALES de la carpeta ESPECIAL. Así parecerá más el suelo de un bosque fresco, porque en realidad es este uno de los platos frescos de verano de la cocina francesa de principios del siglo XX, muy aficionada a estos nombres basados en referencias a la naturaleza.

Tags:

Deja un comentario