COLORANTES NATURALES

Receta de , el 26, Feb, 2014

Ingredientes

  • COLOR AMARILLO ORO:
  • 10-12 hebras de azafrán
  • 1/2 cucharada de agua hirviente
  • COLOR VERDE:
  • 100 g de espinacas
  • Agua
  • COLOR ROJO:
  • 75-100 g de frambuesas unas gotas de zumo de limón
  • COLOR PÚRPURA:
  • 1 remolacha mediana cruda
  • Agua
  • Unas gotas de zumo de limón

COLOR AMARILLO
Hervir en un cacillo como 2 cucharadas de agua. Mientras, colocar en una taza de café las hebras de azafrán. Echar encima 1/2 cucharada del agua hirviente y dejar en reposo de 1 a 2 horas. Machacar el azafrán pasado este tiempo para sacar todo el color. Filtrar en un colador.
COLOR VERDE
Limpiar las hojas de espinacas de todos los tallos, lavarlas muy bien, escurrirlas en un centrifugador de ensaladas y machacarlas en un mortero hasta reducirlas a pasta. Colocar la pasta en un trapo de lino o una gasa doblada cuatro veces y hacer una muñequilla para extraer todo el jugo de la pasta sobre un cacillo. Acercarlo al fuego hasta que comience a hervir y dejarlo 1-2 minutos. Remover hasta que se separen los sólidos del agua. Echar en un colador y aprovechar solo el residuo sólido verde bien escurrido para teñir.
COLOR ROJO
Desmenuzar las frambuesas sobre un paño de lino o una gasa doblada 4 veces. Hacer una muñequilla y extraer todo el jugo que se pueda sacar apretando al máximo sobre un cazo. Acercar al fuego, añadir el zumo de limón y dejar hervir hasta que se reduzca a la mitad y adquiera un color más intenso.
COLOR PÚRPURA
Pelar la remolacha y rallarla sobre un cuenco y luego machacarla con la mano del mortero, o hacer esto en una batidora. Echar el picadillo, con el zumo de limón, sobre un paño de lino y hacer una muñequilla para extraer todo el zumo que salga apretando todo lo que se pueda. Si sale de color púrpura muy intenso se puede utilizar tal cual. En caso contrario, hervirlo en un cacillo unos minutos para concentrar el color.

Los colorantes naturales son mejores que los artificiales. Con este tipo de colorantes es difícil disponer del color azul, por ejemplo, o de otros que son combinaciones del mismo. Sin embargo, dan coloraciones mucho más sutiles y atractivas a la vista, más apetecibles para comer y son más naturales, valga la redundancia.
La lombarda da coloraciones azules o violetas, pero se alteran con mucha facilidad en medios ácidos o alcalinos hacia un azul más violeta o hacia tonos rosados. Toda la comida es ácida o alcalina, muy pocos preparados tienen un pH neutro.

Tags:

Deja un comentario