CARRAGEEN BRAMBLE FLAN

Receta de , el 18, Feb, 2014

Ingredientes

  • 250 g de harina de trigo
  • 1 pizca de sal
  • 120 g de margarina vegetal
  • 1 pizca de agua fría
  • ½ k de frutas rojas (frambuesas, grosellas, moras, etc.). Pueden ser congeladas.
  • 100 g de azúcar cruda (integral)
  • 10 g de carraigín (musgo o liquen de Irlanda) a remojo 30 min.
  • ½ l de leche entera

Hacer una masa quebrada con la margarina, la harina, la sal y el agua necesaria para mezclar, sin apenas amasar. Estirar la masa sobre la mesa y forrar un molde de tarta de unos 22-24 cm de Ø. Guardar en el frigorífico y dejar reposar ½ hora como mínimo.
Encender el horno a 180º C.
Mezclar en un cazo las frutas rojas con el azúcar y dejar reposar unos minutos.
Cuando haya reposado, poner encima de la masa un trozo de papel de aluminio que cubra fondo y paredes del molde de masa, llenar de pesos o garbanzos y asar durante 15-20 min., hasta que esté la masa cocida. Sacar, retirar los pesos y el film y dejar enfriar.
Poner las frutas al fuego para que cuezan con sus jugos y el azúcar hasta que estén suaves, sin deshacerse del todo.
Poner a remojo el carraigín unos minutos.
Calentar la leche y añadir el musgo escurrido. Dejar cocer 20 min., no más de 25. Retirar, colar la leche y mezclarla con el jugo de las frutas y, si se quiere, con las frutas también, es cuestión de gusto.
Templar la mezcla y llenar con la misma el molde ya cocido de pasta. Dejar enfriar hasta que cuaje.

Carraigín es el nombre gaélico de un alga, Chondrus Crispus, también conocida como Carrageen, en inglés, o musgo o liquen de Irlanda –se encuentra también en la receta de la ensalada de algas–, pese a que no es ni un musgo ni un liquen, es un alga. Contiene gran cantidad de nutrientes, minerales y vitaminas. Añade siempre algo de su sabor a alga marina, por lo que se puede sustituir por la cantidad necesaria de agar-agar para espesar la crema, siguiendo las instrucciones del fabricante.

Se utiliza en Irlanda desde tiempos inmemoriales para hacer gelatinas saladas (con verduras o huevos dentro, por ejemplo, como los huevos escalfados o cocidos en gelatina con verduras) tartas de frutas, generalmente de color oscuro (moras, ciruelas pasas, endrinas) pues el alga tiñe el líquido de color pardo, flanes, suflés, bebidas, etc.

La imagen que está en la entrada no hace justicia a la tarta que hice en un curso de cocina vegetariana. Quedó muy bonita. La leche que se encuentra entre los ingredientes se puede sustituir por leche de almendra o de coco, por ejemplo.

Poner a remojo unos 200 g de almendras repeladas durante una noche. Triturarlas con la mitad de un vaso de agua en un robot de cocina, y añadir otro medio vaso de agua. Pasar el resultado de la molienda por una muñequilla de trapo bien limpia sobre un cuenco limpio, retorciendo para sacar todo lo que se pueda. Volver a añadir otro vaso de agua y repetir la operación otra vez y añadir otro 1/2 vaso y hacer lo mismo. Con eso se consigue la cantidad necesaria.

La leche de coco se hace igual con coco fresco pelado y triturado con agua.

Deja un comentario