BÛCHE DE NOËL (TRONCO DE NAVIDAD)

Receta de el 8, Feb, 2014

Ingredientes

  • 1 bizcocho enrollado de 3 huevos
  • 50 g de azúcar
  • 45 g de almidón de maíz
  • 20 g de harina
  • 30 g de almendra en polvo
  • 80 g de azúcar y 100 g de agua para el almíbar
  • TRUFA NEGRA
  • 200 g de chocolate
  • 70% pasta de cacao
  • 300 ml de nata
  • 30 g de mantequilla
  • TRUFA BLANCA
  • 4 cuch de nata
  • 75 g de chocolate blanco
  • 30 g de mantequilla

BÛCHE DE NOËL FINAL

La bûche en el sureste de Francia y el tronco o tió en Cataluña, en España, es una tradición ancestral. Los hombres adultos de la familia, acompañados por los jóvenes a punto de entras en la edad joven, salían unos días antes de la noche del solsticio de invierno, que coincide con la navidad, en busca del tronco que ardería en la chimenea del hogar. Gracias al fuego que con las llamas lo consumía durante toda la noche desaparecerían la oscuridad, los malos augurios y las posibles desgracias.
La tradición del tronco del solsticio de invierno no es solo de esta región de Cataluña, el Rosellón y la Cerdaña. Fue práctica habitual en muchas culturas. Lo que ocurre es que solo a un avispado pastelero del sur de Francia, ya en el siglo XX, se le ocurrió la idea de convertirlo en tarta. Este hábito ha invadido muchas de las culturas occidentales.

Preparar la víspera las trufas negra y blanca con el procedimiento de la ganache negra y la ganache blanca pero con las cantidades que están entre los ingredientes para las cremas de trufa negra y blanca. Calentar en ambos casos la nata hasta la ebullición, retirar del fuego y echar el chocolate troceado y la mantequilla. Revolver de vez en cuando hasta que se hayan fundido y las ganaches estén homogéneas. Las ganaches pueden ser más o menos densas según el uso que se les quiera dar. Dejar reposar en lugar fresco –no el frigorífico– hasta el día siguiente.
Preparar un bizcocho enrollado en una bandeja de horno de unos 25 x 30 cm y seguir para ello las explicaciones del enlace pero con las cantidades que figuran en esta receta. Enrollarlo cuando esté templado y hasta que se enfríe. Humedecerlo con el almíbar ya frío y volver a enrollar, ahora sin apretar.
Batir con la espátula de madera las dos trufas por separado hasta que espesen un poco y estén cremosas y manejables.
Desenrollar el bizcocho. Rellenarlo con 2/3 de la ganache negra y unos pegotes de la blanca.

BÛCHE DE NOËL 1

Enrollarlo. Cubrirlo con la mitad de la ganache negra restante. Cortar al sesgo los dos extremos, como se ve en la imagen inferior.

BÛCHE DE NOËL 2

Trasladar la parte central del tronco a la bandeja de servicio.
Enrollar más apretados los «tocones» recortados al sesgo para formar las ramas del tronco y pegarlas encima pero ladeadas. La ganache ayuda a que queden en su lugar, pero si estuviera demasiado blanda y las ramas se deslizaran hacia los lados, sujetarlas con unos palillos que se retirarán cuando la ganache haya adquirido consistencia en el frío.

BÛCHE DE NOËL 3

Con lo que quede de ganache negra rematar las juntas de las ramas y el tronco. Luego rematar los extremos con la ganache blanca, como si fuera la madera de la bûche.

BÛCHE DE NOËL 5

Con un tenedor dibujar los anillos del tronco en la ganache blanca y las arrugas de la corteza del árbol sobre la ganache negra, tal como se ve en la imagen.

BÛCHE DE NOËL FINAL
Se puede adornar la bandeja alrededor del tronco, si se quiere, con marron glacés, chocolates, peladillas, hojas de chocolate o adornos propios de la navidad.

Deja un comentario