BABA CON LIMONCELLO Y MANO DE BUDA CONFITADA

Receta de el 8, Feb, 2014

Ingredientes

  • 130 g de harina de fuerza
  • 1 y 1/2 cuch de azúcar
  • 8 g de levadura de panadero fresca
  • 6 cuch de leche
  • 2 huevos pequeños
  • 1/4 de cuch de sal
  • 50 g de mantequilla Mantequilla para los moldes
  • ALMÍBAR
  • 150 g de azúcar
  • 275 agua
  • 1 tira de piel de limón de Meyer
  • 3 cuch de limoncello de mano de Buda
  • GLASEADO
  • 2 cuch de merme- lada de albaricoque
  • 1 cuch de agua
  • 1 cuch de azúcar
  • 1/2 cuch de ralladura de limón de Meyer o de mano de Buda
  • PARA SERVIR
  • Mano de Buda confitada
  • Nata poco batida con poca o sin azúcar

BABALIMONCELLO

En un cuenco calentado sobre otro mayor con agua templada hacer una masa levadura con 2 cuch de harina, la levadura, 1 cucharadita de azúcar y la leche. Amasar con la mano y dejar levar al doble tapado.
Mezclar en otro cuenco el resto de la harina con la sal y lo que queda de azúcar. Verter encima la masa ya levada y los huevos y amasar con una espátula hasta conseguir una masa bien lisa y elástica, un poco líquida. Si ha quedado demasiado consistente, añadir un poco más de leche. Si muy líquida, como masa de crepes, un poco más de harina, cucharada a cucharada –depende del tamaño de los huevos. Luego amasar con la mantequilla, que estará muy blandita, casi fundida, trabajando con la espátula fuerte durante un buen rato, hasta que esté muy elástica. Cubrir el cuenco y dejar levar al doble. Romper la masa trabajándola con la espátula 1 minuto.
Engrasar 4 flaneras más bien pequeñas y repartir la masa entre ellas, llenándolas sólo hasta la mitad. Dejar levar al doble otra vez, cubiertas con un paño y en lugar al abrigo de corrientes.
Encender el horno a 175º C para que esté caliente al finalizar el último levado. Cocer unos 15-20 minutos en el horno ya caliente hasta que un palillo pinchado en el centro de uno salga limpio.
Mientras se cuecen los babas, preparar el almíbar hirviendo el azúcar con el agua y 1 tira de piel de limón de Meyer o de mano de Buda o hasta de limón hasta que de unos hervores. Fuera del fuego añadir el limoncello, que puede ser hecho en casa con limón o con mano de Buda, como el del enlace.
Sacar del horno, desmoldar, colocar sobre un plato hondo y regar los bollitos cucharada a cucharada hasta que se empapen bien y pesen. Dejar enfriar. Aumentan de volumen.
Para el glaseado de albaricoque, seguir las instrucciones de la receta. Hay que hacerlo con frecuencia, pues se utiliza mucho en pastelería.
Pintar los bollitos con el glaseado caliente y un pincel, para que brillen.


Servir con nata y la piel de mano de Buda confitada. También se puede comprar piel de limón confitada.

Deja un comentario