AZAFRÁN. BIZCOCHO DE AZAFRÁN EN ALMÍBAR

Receta de , el 25, Feb, 2014

Ingredientes

  • BIZCOCHO:
  • 6 yemas y 6 claras
  • 50 gramos de azúcar
  • 120 gramos de sémola fina de trigo
  • 60 gramos de harina
  • 1 pulgarada de azafrán
  • Mantequilla para el molde
  • ALMÍBAR:
  • 350 gramos de azúcar
  • 450 mililitros de agua
  • 1 trozo de palo de canela de 3-4 centímetros, 1 trozo de cáscara de Frutas para acompañar (naranja, fresón, etc.) o sorbete de frutas

El azafrán son los pistilos de una preciosa flor morada, la rosa del azafrán, que en realidad no es una rosa, sino un crocus de origen indio.
Es otra de las especias fabulosas que llegaron hace miles de años al Mediterráneo. Aparece en varias ocasiones y en las distintas versiones de la mitología griega. El lecho del voluptuoso Zeus era de azafrán, lo que quiere decir que era considerado un afrodisíaco. Las novias fenicias adornaban sus velos nupciales con el profundo amarillo de esta especia y ha mantenido hasta muy cerca de nuestros días su fama de especia estimulante y no sólo eso, pues su color del oro la relaciona también con la riqueza y el poder.
El azafrán se utiliza en la India desde hace muchos milenios tanto en platos dulces como salados, muchas veces con arroz. Llegó a nuestros arroces mediterráneos hace mucho tiempo también y se utilizó en platos dulces, aunque ahora esta costumbre solamente queda en algunos postres y bollos dulces de los países nórdicos, a los que llegó, evidentemente, con su aura de poción fabulosa, afrodisíaca y del color del oro.
El azafrán casa con muchísimas especias y otros aromas, desde la canela, la pimienta, el cilantro, el jengibre, la cúrcuma hasta el agua de rosas o de azahar.

Batir 5 claras con la mitad del azúcar. Luego batir 5 yemas y 1 huevo entero con lo que resta de azúcar. Añadir la sémola mezclada con el azafrán bien machacado y la harina a las yemas y luego mezclar las claras en dos partes, como para cualquier bizcocho.
Verter la masa en un molde enmantequillado y enharinado de unos 26 centímetros de diámetro.
Hornear a 180º C en horno ya precalentado durante 30 minutos o hasta que esté dorado y resista una suave presión de los dedos.
Mientras preparar el almíbar, hirviéndolo con la canela y la cáscara de limón durante unos minutos a fuego suave desde que rompe el hervor.
Sacar el bizcocho del horno, pincharlo por arriba varias veces y echar el almíbar hirviente pasándolo por un colador para quitar la canela, que a veces al trocear el palo suelta astillas. Dejar templar, no enfriar, y desmoldar. Enfriar. Servir con las frutas o con el sorbete.

Deja un comentario